Portada / Tarot / La amenaza del Arcano 13: La Muerte en el Tarot

La amenaza del Arcano 13: La Muerte en el Tarot

[Total:0    Promedio:0/5]

El arcano mayor 13, comúnmente llamada La Muerte, tiene también nombres tales como el Esqueleto de la Guadaña, la Guadaña, la Carta innombrable o el Arcano 13.

Lo que vemos en la imagen de la carta del Arcano 13 es claramente un esqueleto, que a veces está encapuchado, y lleva una gran guadaña con la que amenaza cabezas y manos que surgen de la tierra por donde camina. Ni un rey ni un pobre mendigo evitarán la hoja de la cuchilla. En algunos tarots se ven árboles bastante parecidos a otros esqueletos, así como un cielo negro semejante a su capa.

Es importante tener en cuenta que en realidad la muerte no apaga para siempre nada, sólo permite la liberación de energías que luego renacerán. El desafiarla ha sido tema de todos los tiempos. En la imagen, como en el invierno, la vegetación parece muerta y los árboles pierden sus hojas, pero con la primavera renacen las flores y las hojas quizás con más fuerza que antes, y tras este cambio, la vida vuelve a comenzar.

Interpretación de La Muerte

El Arcano 13 es el representante de la transformación y de la liberación, del renacimiento. De una muerte física que no es más que eso. Pero no sólo se debe pensar en la muerte física, puede ser el fin de un ciclo, ese necesario final que deben tener ciertas cosas para darle paso a otras. Es símbolo de victoria. Históricamente se lo asociaba con Saturno por la guadaña. Hay relación también con bailes medievales, que se hacían en honor o en rechazo de la muerte.

Los significados generales de esta carta no son pocos. Es más, su significado es doble, pues indica el final de una situación específica tanto positiva como negativa, y un renacer. Será «buena» o «mala» según el contexto donde quede colocada. Si va acompañada de otras cartas desfavorables como La Torre o El Diablo podría indicar la muerte física, casi con seguridad.

Si durante una tirada de tarot, la carta del Arcano 13 sale en posición normal, indica renovación, renacimiento, pero se debe tener en cuenta que también es señal de que hay que tener prudencia ante las situaciones que requieren cambios de cualquier índole. Indica que se debe tirar todo aquello que esté impidiéndonos vivir. Si la carta sale invertida, es augurio de enfermedades, muerte, suicidio, desilusión, corrupción.

Pero hay que averiguar, de acuerdo al contexto, si se está haciendo referencia a un cambio, a una liberación, en lugar de un empeoramiento. Hay que estar atento, se puede estar ante un peligro.

Es una carta poco favorable para la familia, no se recomienda la formación de una, al menos no por el momento. En la salud, es señal de posibles trastornos psíquicos, de insomnio y de enfermedades venereas. Se la relaciona con la profesión de campesino, florista, actor, sepulturero, medium, vidente.
Como cuarto jinete apocalíptico la carta del tarot de la Muerte llega cabalgando en un pálido equino para mostrarnos acerca del fin de todas las cosas. De cualquier manera, este arcano mayor, la muerte, es lo único asegurado que tenemos todos los seres humanos.

Ella no hace distinción de credo, raza o poderío social. Muestra entonces el camino de un nuevo comienzo pero también de perdida. Este cambio dramático resulta en la destrucción de algo pero también en el nacimiento de algo mucho mejor. Al igual que la carta del Colgad marca el renacer de una nueva era espiritual y de allí los argumentos esotéricos que se le han otorgado.

Se muestra la cadavérica figura ataviada con la armadura de un obscuro guerrero. El lácteo caballo aplastando almas vivas y los cuerpos tirados en el piso como muestra gráfica del fin de las cosas. Bajo un casco una corona olvidada y quizá al monarca portador yaciendo inerte a un costado. El Sumo Sacerdote rindiéndole culto rogando por un futuro más prometedor. Es por ello que la tarjeta muestra un río caudaloso enseñando sobre el paso del tiempo y el envejecimiento ineludible. Al final del camino un amanecer prometedor en medio de las dos torres de la vida.

Acerca de Aurora Zorrilla

Soy Vidente Clarividente, esto viene a significar, que veo, no solamente siento. Por supuesto la Mediumnidad, viene innata a mi Videncia, os voy a concretar más.